¿Qué es la alergia al níquel?

El níquel es un metal muy habitual en nuestro entorno y posee una capacidad muy alta de penetración a través de la piel. De ahí que provoque fácilmente muchas alergias en personas con alta sensibilidad.

Las reacciones alérgicas al níquel suelen ser más altas en mujeres debido al uso de bisuterías, afecta a un 13% de la población femenina. En niños, es casi inapreciable el porcentaje que manifiesta síntomas alérgicos porque no llevan bisutería.

El níquel se puede encontrar por muchos sitios, y no sólo en objetos metálicos, la mayoría son:

• Objetos metálicos:
- Plata alemana
- Oro blanco
- Duralio
- Vitalio
- Aleaciones de latón o bronce con níquel
- Aleaciones de cuproníquel o bronce con níquel
- Aleaciones de cuproníquel
- Joyas de bisutería
- Botón del pantalón vaquero
- Utensilios de cocina
- Tijeras
- Relojes
- Hebillas de cinturones
- Cremalleras metálicas
- Pomos de puerta
- Sillas metálicas
- Portaligas
- Broches de sujetadores
- Botones metálicos
- Algunos materiales de acero inoxidable
- Brazaletes
- Collares
- Pendientes
- Gafas metálicas
- Agujas
- Navajas
- Llaves
- Monedas
- Pinzas
- Conservas en lata
- Mangos cromados (cochecitos de bebé, paraguas, bastones etc.)
- Agujas de tricotar
- Pinzas
- Pasadores metálicos para el pelo
- Rulos metálicos
- Grifos
- Instrumental médico
- Relojes

• Objetos no metálicos:
- Pigmentos para pinturas
- Papel de empapelar paredes
- Color de esmalte
- Pintura para vidrios/cristal/cerámica
- Lacas con pigmento metalizado
- Fertilizantes solubles de uso domestico
- Baterías alcalinas
- Compuestos de celulosa

Existe un 50% de personas con alergia al níquel que manifiestan problemas en la piel en lugares donde el níquel no ha estado en contacto, como: el cuello, la cara interna del muslo, eczemas en las manos y en los pies y en la flexión del codo. Según los estudios realizados, se ha demostrado que estas reacciones son debidas al níquel que contiene los alimentos una vez ingeridos.

Alimentos autorizados:

  • Todas las carnes, aves de corral, pescados, huevos
  • Mantequilla, quesos, leche, yogur natural
  • Berenjenas, espárragos, remolacha roja, brócul, champiñones, col, coliflor, col de Bruselas, pepino, hinojo, perejil, pimienta, patata
  • Preparados a base de arroz, palomitas de maíz, pastas, arroz, trigo, pan blanco y de centeno con moderación
  • Melocotón, pera, uva, ruibarbo, todas las bayas salvo la frambuesa
  • Café y té con moderación, alcohol, refrescos sin alcohol
  • Levadura natural

Alimentos prohibidos

  • Mariscos (gambas, mejillones…)
  • Col frita, espinacas, grano de girasol, judías (verdes, blancas, amarillas), lentejas, puerros, ensaladas, soja
  • Almendras, piña, cacahuetes, higos, nueces, ciruelas
  • Chocolate, té
  • Margarina

Síntomas

La alergia al níquel es la causa más frecuente de la dermatitis de contacto, que aparece a las 48 horas del contacto con el alérgeno en la piel. Se manifiesta como:

•Aparición de eczemas
•Inflamación de la piel
•Picor
•Eritema
•Vesículas y Descamación

Con temperaturas altas, humedad y sudor la reacción alérgica será más intensa porque estas condiciones aumentan que el níquel pueda penetrar más fácilmente en la piel. De ahí que existen más casos de alergia en verano que en otra época del año.

Diagnóstico


Para diagnosticar a una persona alérgica al níquel se debe realizar una prueba que determine si existe o no reacción al alérgeno sospechoso.

• Prueba Patch test o prueba del parche
La prueba consiste en pegar al paciente en la zona de la espalda 23 parches con el alérgeno a estudiar para observar a los pocos días (48 y 96 horas) si hay reacción en la piel.

Si pasado ese tiempo existe dermatitis de contacto quiere decir que la sustancia del níquel ha provocado alergia al paciente.

Tratamientos

Para evitar una alergia al níquel el único tratamiento que hay es eliminar todos los objetos o alimentos que contengan ésta sustancia de nuestra vida cotidiana.


Objetos o artículos que tiene en su composición níquel:
•Utensilios de cocina
•Joyas de fantasía (aros, anillos, pulseras, collares, etc.)
•Oro blanco
•Relojes
•Hebillas de cinturón
•Broches de ropa interior
•Cierres
•Monedas
•Manillas
•Lápices
•Marcos de anteojos
•Fertilizantes artificiales
•Detergentes
•Tijeras
•Monturas de gafas


Alimentos con alto contenido en níquel:

•Alimentos ácidos cocinados en utensilios de acero.
•Arenques
•Ostras
•Espárragos
•Habas
•Cebollas
•Maíz
•Espinacas
•Tomates
•Peras
•Té
•Coca cola
•Chocolate
•Guisantes
•Lentejas
•Nueces de nogal
•Semilla de girasol
•Higos
•Piña
•Ciruelas
•Frambuesas
•Frutos secos como almendras y cacahuetes
•Gambas
•Mejillones
•Lechuga
•Judías
•Puerros
•Salvado
•Pan integral
•Harina de avena
•Trigo negro 

Para prevenir el riesgo de una reacción alérgica al nique:

•Pintar con esmalte de uñas los objetos metálicos como la bisutería o relojes para evitar el contacto directo con el metal en la piel.
•No usar ropa con cierres metálicos y cremalleras.
•Usar utensilios de cocina de madera, plástico o con mangos de resina.
•Evitar los alimentos que contengan níquel.
•Usar oro amarillo y titanio que son metales que no contienen níquel.
•Seguir una dieta dónde se eliminen los alimentos con alto contenido en níquel

Consejos

Si se tiene alergia al níquel hay que vitar el contacto con:

Accesorios de vestidos: Clips y soportes de sostenes, corsés, cierres de cremallera, ligas, gemelos a presión, hebillas de zapatos y cinturones, imperdibles, ojales, calzadores, suelas chapeadas, soportes de arcos metálicos, marbetes de identificación.

Ornamentos: Pendientes no preciosos (y también de oro blanco), collares y broches, agujas, pinzas para el pelo, pasadores, brazaletes.

Instrumentos médicos: alambre para la perforación de la oreja, dentaduras, placas ortopédicas, tornillos, alfileres, instrumentos quirúrgicos, agujas, jeringas, coronas dentales de oro blanco, partes de camas de hospital.

Acero inoxidable (diversos utensilios, máquinas de lavar, molinillos de café, partes del coche, monedas, relojes, conducciones, etc.)

Bandas metálicas ornamentales en la cubierta de los engranajes de las bicicletas (localización en la parte baja de la pierna).

•Pigmentos para pinturas y papel de empapelar paredes.

Color de esmaltes: Pintura para vidrio, Color y vidriado de productos de cerámica.

•Pigmentos en pinturas, lacas, compuestos de celulosa, cosméticos, dimetilglioxima.

Baterías alcalinas.

Plásticos niquelados (en radio- transistores, botones, mangos de paraguas, etc.)

•Subcapa de un metal cromado puede ser niquelada: los primeros litros del agua que sale de una caldera corroída, conductos o grifos.

•Cerámicas: Recubrimientos (galvanoplastia), Fluidos para reproducciones.

Colorantes (mordientes en tinción textil, imprenta, colorantes de cabello).

•Fundentes para soldadura.

•Manufactura del sulfato de níquel y amonio y catalizadores del níquel.

•Onduladores de pestañas, Monturas de gafas.

•Estuches metálicos de lápices labiales.

•Sillas metálicas.

•Manecillas de puertas, Bolsos, Plumas, Dedales, Cables telefónicos, Insecticidas, etc.

Bisutería: pendientes, anillos, collares, brazaletes, etc.

Ropa: botones metálicos de vaqueros, hebillas de cinturones, cremalleras (cierres), etc.

Piercing: esta moda es la responsable de que cada vez más hombres sufran alergia al níquel.

Monedas: las monedas de euros contienen níquel, pero es tan poco que sólo podrían provocar alergia a quienes las manipulen con frecuencia como cajeros y empleados de banca.

Teléfonos móviles: últimamente se ha descrito la alergia al teléfono móvil o dermatitis del móvil debido al uso del níquel en estos aparatos.

Otros: utensilios de cocina, relojes, latas de conserva y casi todos los objetos metálicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*