Alergias a los medicamentos para Hipertiroidismo

El hipertiroidismo es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, sin importar la edad o las características de ella. El hipertiroidismo es una enfermedad de la tiroides, una glándula que tenemos en el cuello, la cual se encarga de producir hormonas para regular nuestro metabolismo. El hipertiroidismo aparece cuando la tiroides produce demasiada hormona reguladora. Esta enfermedad suele ser genética y afectar a varios miembros de una misma familiar. Las causas de esta afección son muy variadas, como genéticas, por un virus, por un consumo excesivo de yodo o por una ingesta excesiva de la hormona tiroides.

Para regular esta afección, existen en el mercado una serie de fármacos que serán recetados por los médicos a las personas que sufran esta enfermedad. Con ellos, se suele conseguir la regulación de la producción de esta hormona, pudiendo tener la enfermedad controlada. Estos medicamentos no suele producir reacciones alérgicas en las personas que los toman aunque en algunos casos, en función de las características personales de cada persona, pueden aparecer.

Las reacciones alérgicas a este medicamento y a otros ocurren, básicamente, por dos motivos:

- Generación de la sustancia IgE. Esta sustancia la genera nuestro sistema inmunológico como respuesta al medicamento. Esta sustancia se genera en nuestro cuerpo una vez ya hemos tomado el medicamento, por lo que es muy difícil saber que una persona tiene alergia al medicamento antes de que lo tome. La primera vez que se toma el medicamento no suelen aparecer síntomas de reacción alérgica, puesto que nuestro organismo está creando esta hormona. Sin embargo, la segunda toma ya puede presentar estos síntomas, ya que el cuerpo ya habrá generado esta sustancia.

- Reacciones alérgicas sin la aparición de la hormona IgE. Esta situación no es normal ni se saben las causas que la provocan. Los expertos, hoy en día, están trabajando para poder encontrar la causa de estas reacciones alérgicas que se producen sin esta hormona.

Cuando una persona presenta un alergia a estos medicamentos, se desarrollaran una serie de síntomas en su cuerpo, los cuales será necesario tratar.

Normalmente los síntomas de una reacción alérgica a estos medicamentos no suele llevar muchas complicaciones y los síntomas suelen desaparecer unas horas más tarde después de haber suspendido el tratamiento. Sin embargo en algunos casos, es posible que aparezcan síntomas más preocupantes para la vida de la persona, pero estos son en una minoría de los casos. Los síntomas de reacción alérgica a un medicamento pueden ser clasificados en función de su peligrosidad para la persona que los sufre entre leves, moderados o graves.

Los síntomas leves son los más generales y normalmente suelen desaparecer por sí solos después de haber parado el tratamiento. En algunos casos es posible que las molestias que comportan, como la hinchazón en zonas de piel o bien el escozor, se traten con otros medicamentos, como por ejemplo, los corticoides, para rebajar la hinchazón o bien los antihistamínicos para aliviar el escozor que las erupciones cutáneas pueden provocar. Entre estos síntomas leves se pueden incluir los siguientes:

- Fiebre
– Erupciones cutáneas
– Inflamación de la piel en ciertas partes del cuerpo
– Escozor
– Urticaria
– Ronchas
– Ampollas
– Sarpullido

Los síntomas que se han mencionado son los más frecuentes y no son un problema para la vida de la persona. Por otro lado, si es cierto que la persona no puede continuar con la toma de este medicamento, ya que simplemente haría que estos síntomas fueran a más y fueran más graves. Por ello, será importante que la persona afectada visite a su médico de cabecera para informarle de estos síntomas y para que le sustituya el medicamento por otro más adecuado a sus necesidades.

Los síntomas moderados de una reacción alérgica a un medicamento ya son más raros pero a la vez más complicados. Estos síntomas de por sí no harán peligrar la vida de la persona, pero deben ser tratados de inmediato para evitar que vayan a más. En estos casos, será necesario que la persona que los está sufriendo sea visitada por médicos en un hospital. De esta manera, estos podrán evaluar los síntomas y tratarlos en consecuencia para minimizarlos. Es importante que si vamos a urgencias, llevemos con nosotros el prospecto del medicamento, para que los médicos de urgencias sepan exactamente qué estamos tomando y puedan tratarnos más fácilmente. Entre estos síntomas moderados encontramos los siguientes:

- Tos
– Sibilancias
– Cambios en la voz
– Goteo nasal
– Dificultad para respirar
– Fiebre

Estos síntomas no son los más graves que se pueden sufrir pero es necesario que las personas que los padezcan vayan de inmediato al centro de urgencias más próximo para poder ser tratados. Sin un tratamiento adecuado, estos síntomas pueden empeorar rápidamente y llegar a ser graves.

Los síntomas graves propiamente dichos son aquellos que a causa de la reacción alérgica de nuestro cuerpo al medicamento y los cuales pueden poner nuestra vida en peligro si no son tratados adecuadamente y con la mayor brevedad posible. Estos síntomas deben ser realmente peligrosos, pero también es cierto que no suelen presentarse más que en casos muy concretos. Dentro de estos síntomas debemos incluir los siguientes:

- Fiebre continuada
– Sibilancias
– Problemas para respirar graves
– Hinchazón de garganta
– Necrólisis Epidérmica tóxica
– Anafilaxia
– Perdida de conocimiento
– Coma

La anafilaxia es, junto con la necrolisi tóxica, los dos síntomas que pueden llevar a la persona a la muerte. Estos casos son muy especiales y, a la vez, muy puntuales, pero deben ser tratados con los medicamentos de choque necesarios. Para ello, deberemos seguir las instrucciones que les detallamos debajo para que los equipos médicos puedan inyectar los medicamentos de choque necesario y rápidamente al paciente.


Estos síntomas requieren de una asistencia médica de inmediato y siempre es mejor que antes de ir a urgencias, valoremos cómo está el paciente y, si este está o lo vemos muy grave es preferible que antes de moverlo llamemos a urgencias explicándoles los síntomas que esta persona está sufriendo. Será importante poder darles las especificaciones y los detalles que nos piden, por lo que será mejor que tengamos a mano el prospecto del medicamento así como una lista de los otros medicamentos que la persona está tomando en el mismo momento.

Diagnostico

El personal de urgencias que nos atiende valorará la gravedad de los síntomas del paciente e indicará a la persona si se puede llevar directamente al hospital o bien si es mejor que lo tenga en casa y un equipo médico de urgencias se desplaza hasta ella.

En el último caso, mientras las personas esperan al equipo de emergencias, será importante que la persona que cuida al paciente lo tranquilice tanto como le sea posible, pues debe intentar que este no esté ni nervioso y con ansiedad, ya que esto sólo haría que empeorará la dificultad para respirar. Además, el paciente debe estar tumbado boca arriba y con las piernas levantadas para que su organismo esté mejor y no sufra otros síntomas peores.

Una vez el equipo de emergencia haya llegado, ellos le observarán y le suministrarán los medicamentos de choque necesarios para parar cualquiera de los síntomas descritos si es posible; sobre todo, en el caso del choque anafiláctico. Sin embargo, si la persona ha entrado en como, deberá ser trasladada de inmediato al hospital. El equipo médico, en cualquiera de los casos, trabajará para estabilizar a la persona y, cuando lo hayan conseguido, la llevarán al hospital más próximo para que pueda continuar siendo tratada.

El equipo médico de urgencias que nos visite en casa, será el encargado de explicar a los médicos del hospital todo lo que haya valorado sobre el paciente y, los otros médicos, a su vez, podrán hacernos varias preguntas para poder tratar mejor al paciente. En estos casos y en función de la evolución de cada paciente, este deberá permanecer unas horas o bien unos días en observación, hasta que los médicos lo vean suficientemente bien para que continúe, si es necesario, con el tratamiento en casa.

Una vez fuera del hospital y completamente recuperada, la persona que ha padecido esta alergia al medicamento, deberá ir a su médico de cabecera con los informes que le hayan hecho en el centro de urgencias y entregárselo, para que éste pueda conocer exactamente que es lo que pasó y los síntomas que la persona tuvo, juntamente con las valoraciones de los otros médicos que la trataron.

El médico de cabecera entrará todos estos datos en el expediente clínico de la persona para que cualquier otro médico pueda tener conocimiento de esta alergia y no sea tratada más con este tipo de medicamento. Del mismo modo, este le ofrecerá un tratamiento nuevo para el hipertiroidismo, el cual deberá ser probado a dosis menores y luego irlas incrementando hasta la dosis correcta si se ve que el cuerpo de esta persona no reacciona negativamente al nuevo medicamento.

Es importante que, a partir de este momento, informemos a cualquier médico al que vayamos, tanto de la toma de este medicamento, así como de otros que estemos tomando, así como notificarle la reacción alérgica que sufrimos para que nos pueda recetar siempre medicamentos que no sean contraindicados y que nos puedan provocar menos alergias, siempre dentro de lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*