Alergia a las abejas

El cuerpo humano presenta un sistema de defensa llamado sistema inmunológico o inmune que nos defiende de las agresiones del exterior. En situaciones normales protege a nuestro cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias, virus y toxinas.

La respuesta inmune funciona como un mecanismo de defensa, pero cuando se vuelve inapropiada produce hipersensibilidad o respuesta alérgica. La alergia aparece cuando el sistema inmune reacciona ante sustancias que normalmente son inocuas y que en aquellos que no son alérgicos no producen ninguna respuesta.

La primera vez que un organismo contacta con un alérgeno  se produce una estimulación del sistema inmunológico, el cual produce un tipo de anticuerpos, IgE, capaces de reconocer al alérgeno específico. Este fenómeno se denomina sensibilización. En una exposición posterior se produce una reacción en cascada que se denomina reacción alérgica. Esta reacción se presenta con diferentes síntomas, que dependen del alérgeno específico, de la parte del cuerpo donde se produce el contacto y de otras sustancias químicas correspondientes a la respuesta inmune.

La alergia no aparece en la primera picadura sino que se necesita más de una.

Las manifestaciones clínicas pueden varían desde prurito, hinchazón en la zona afectada, producción de moco hasta espasmos musculares y la gravedad depende de cada organismo.

Los alérgenos, sustancias capaces de producir la repuesta inmunológica, pueden ingresar al organismo de diferente manera

  • Inhalados: a través del aire, ácaros del polvo, polen, piel de animales, hongos de humedad
  • Ingeridos: alimentos (leche, huevo, pescado) y medicamentos
  • Inoculados: medicamentos, veneno de abejas o avispas

Himenópteros

Los himenópteros son un grupo de insectos artrópodos, que se caracterizan por poseer alas membranosas y una organización social compleja. Los de mayor interés desde el punto de vista alergológico son las abejas y avispas ya que son causa de las reacciones alérgicas más frecuentes en nuestro medio.

Es importante reconocer las características morfológicas, hábitat y comportamiento del insecto para su identificación y diagnóstico. Las abejas y avispas se agrupan en sociedades las cuales trabajan en común para acumular sus alimentos y cuidar de sus larvas. Las construcciones donde lo hacen se llaman nidos. Esto es importante ya que los himenópteros pican para defender sus larvas y sus nidos.

La mayor incidencia de picaduras se produce  en los meses de verano, debido a las altas temperaturas.

10% de la población presenta reacciones alérgicas por la picadura de un himenóptero, pero sólo una pequeña parte de la población presenta una reacción sistémica grave, es decir una reacción anafiláctica. El grupo de población más expuesto son los apicultores, la incidencia puede llegar hasta un 36%. Las picaduras de abejas y avispas causan 10 a 20 muertes por año por la reacción alérgica al veneno.

Las reacciones por picaduras de insectos pueden ser: locales, locales extensas, sistémicas o anafilácticas y tóxicas.

  • Local: inflamación y dolor en la zona de la picadura
  • Local extensa: afecta una amplia región anatómica de la piel
  • Sistémica o anafiláctica: compromete más de un sistema
  • Tóxica: depende de la cantidad de veneno inoculado

La mayoría de las reacciones son locales, producidas por un mecanismo inflamatorio no mediado por IgE y no tienen progresión sintomática. Pero hay quienes presentan reacciones que requieren atención urgente: mareos, urticaria, hipotensión, broncoespasmo, debilidad muscular o pérdida de conciencia. Esto indica que se ha desarrollado alergia al veneno del insecto, de mayor o menor grado y en algunos casos puede llevar a la muerte. La causa de muerte es en general por shock anafiláctico.

Abejas

Pertenece al grupo de los himenópteros alados, aspidos, optan por el vegetarianismo, aprovechando el néctar y el polen de las flores.

Existen distintos tipos de aspidos: abejas solitarias, abejorros y abejas de miel, esta última es la más frecuente en nuestro medio.

Las abejas son insectos sociales viven agrupadas en colonias y se hospedan en colmenas. Las colmenas se sitúan en campos y arboledas con néctares apetecibles: árboles frutales o flores. La colonia está formada por tres clases de individuos:


La reina: es la única hembra fértil de la colmena, está encargada de poner los huevos y fertilizar la especie.

Los zánganos: su única función es fecundar a la reina y luego de la copulación mueren.

Las obreras: son las de mayor número y cumplen con varias funciones dentro y fuera de la colmena (alimentación, defensa, limpieza)

Las obreras son las que defienden con picaduras sus colmenas, desarrollan un aguijón con púas en la zona posterior y una bolsa muscular del veneno (mezcla compleja de proteínas). Luego de la picadura la bolsa comienza con una contracción rítmica para bombearlo en el individuo. La abeja generalmente se separa dejando la bolsa de veneno y el aguijón, la obrera muere debido a la ruptura abdominal.

Veneno: (apitoxina), compuesto proteico con diversas enzimas y sustancias altamente tóxicas. Son inoculados aproximadamente, 0,2 a 0,5mg de veneno por picadura.

La mayoría produce reacciones tóxicas locales con eritema, dolor y edema, que se resuelven con simple medidas terapéuticas en horas o días. Las reacciones más extensas están asociadas a mecanismos alérgicos.

La reacción alérgica es la intoxicación causada por la picadura de una abeja. Esta libera una sustancia llamada veneno. La reacción alérgica se produce cuando la respuesta inmunológica es mediada por la IgE. Para que se produzca debe existir una sensibilización previa a través de picaduras anteriores o indirectamente a través de la exposición a antígenos himenópteros.

Son más frecuentes en los adultos que en los niños. En estos las reacciones suelen ser más benignas.

Las abejas comunes son atraídas por el perfume de las flores, las aguas tranquilas y los colores brillantes. Se alimentan de líquidos azucarados, savia, néctar, zumo

Presenta un aguijón aserrado por lo cual permanece clavado en el lugar de la picadura.

Síntomas

Los síntomas de la reacción alérgica al veneno de las abejas son:

  • Ojos, nariz, garganta, oídos: inflamación
  • Gastrointestinal: náuseas, vómitos, cólicos, diarrea
  • Cardiovascular: hipotensión
  • Pulmonar: dificultad respiratoria
  • Piel: prurito, urticaria, hinchazón en el lugar de contacto
  • En todo el cuerpo: desmayo, dolor en el sitio de la picadura, hinchazón de labios y cara

Las picaduras pueden ser graves cuando pican en zonas como boca, nariz o garganta, ya que pueden llegar a obstruir las vías respiratorias. Y también cuando son múltiples.

Diagnostico

El diagnóstico se hace a través de:

  • Historia clínica
  • Pruebas alérgicas a venenos de himenópteros en piel y sangre
  • Identificación del insecto

En caso de picadura se debe retirar el aguijón desde abajo con una pinza lo más pronto posible. Es sabido que mientras más tiempo permanece el aguijón mayor cantidad de veneno pasa a la sangre. Se debe evitar apretar con los dedos ya que de esa manera se comprime todo el veneno contenido en la glándula que queda junto con el aguijón.  Lavar la herida con agua y jabón. Aplicar hielo o agua fría. Evitar rascarse por el riesgo de infección y además aumenta el picor. Si la persona sabe que es alérgica debe concurrir a urgencias de lo contrario se debe observar la evolución. Si el dolor e hinchazón no cede y aparece hinchazón de labios y cara o dificultad respiratoria, también es motivo de acudir a urgencias.

Las reacciones alérgicas constituyen verdaderas  emergencias médicas ya que en algunas ocasiones presentan un desenlace fatal.

 Consejos

Los pacientes alérgicos deben evitar:

  • Acercarse a panales, o retirarse con movimientos lentos
  • Si una abeja se apoya en nuestro cuerpo, no espantarla ni intentar matarla, permanecer quieto o realizar movimientos lentos hasta que se aleje
  • Comer o beber al aire libre
  • No beber agua en las canillas o mangueras de jardines
  • Vigilar zona de piscinas
  • Caminar por áreas con abundantes flores
  • Calzar siempre zapatos en el exterior
  • Perfumes, lociones y jabones aromáticos
  • Tener siempre un botiquín de emergencia
  • Buscar ayuda luego de administrar la medicación

Tratamiento

Sintomático

Reacciones locales severas antihistamínico vía oral, a veces corticoides.

Reacciones generalizadas (reacción anafiláctica) adrenalina subcutánea. Se agrega antihistamínico vía oral y corticoide para prevenir reacciones tardías.

Específico

Inmunoterapia con veneno de himenópteros. Se utiliza hace más de 20 años, y aquellos pacientes que presentaron reacciones generalizadas no vuelven a padecerlas con este tratamiento. Se indica en pacientes adultos con prueba diagnóstica positiva que presentaron reacciones generalizadas y niños que presentaron reacción generalizada pero que comprometía otro órgano (cardiovascular, respiratorio, digestivo). Se debe continuar el tratamiento por lo menos 3-5 años, probando su eficacia a través de una repicadura espontánea o provocada, y que esta sea bien tolerada.

Para saber…

  • Las obreras sólo poseen aguijón
  • Cuando las abejas se sienten amenazadas liberan sustancias odoríferas que atraen a más compañeras
  • Tienen una vida de 20 a 40 días
  • El aguijón aserrado tiene como objetivo aumentar el tamaña de la herida para que fluya el veneno con mayor facilidad
  • La mayoría de las muertes se producen tras la primera picadura
  • L a mayoría de las muertes tienen lugar en la primera hora de la picadura

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*