¿Qué es la alergia a los perros?

Para que una alergia a los perros exista se debe producir un contacto previo con el animal. El contacto dependerá de la sensibilización que tenga la persona al alérgeno que provoca las reacciones alérgicas. Si es muy sensible, sólo con el contacto físico se producirá una reacción. Otras personas, por el contrario, empiezan su sintomatología una vez respirado el aire que lleva partículas de alérgeno del animal.

La alergia a los perros se está convirtiendo en un problema general o muy frecuente en cada hogar. Son muchos los que adoptan una mascota en sus casas y de todos los integrantes de la familia, casi seguro que uno de ellos es alérgico al animal.

La principal causa de la alergia a los perros es su caspa o escamas de la piel, que van dejando caer poco a poco en el ambiente. Esta caspa al ser de un tamaño muy pequeño queda en el aire depositándose en muebles, alfombras, ropas o siendo inhaladas por la persona. También, la saliva y la orina son dos alérgenos a tener en cuenta en el perro.

Alérgenos

La sustancia alergénica de los perros son las proteínas que produce el organismo del animal, el alérgeno más importante es el Can f1 que proviene de la caspa, pelo y saliva.

Alérgenos identificados:

• Can f 1 (caspa, pelo y saliva), un 70 % de los pacientes alérgicos reaccionan a él.
• Can f 2 (caspa y saliva)
• Can f 3 (proteína sérica)

Síntomas

 

Los síntomas alérgicos aparecen por el contacto del alérgeno a través del aire que se respira. Se manifiesta por:

• Estornudos
• Congestionamiento nasal
• Picor de ojos
• Picor de nariz, paladar, oídos y garganta.
• Rinorrea acuosa
• Conjuntivitis
• Tos irritativa
• Pitos en el pecho
• Dificultad respiratoria
• Opresión en el pecho.
• Asma

Diagnóstico

Son varias técnicas o pruebas las que confirman el diagnostico de una alergia al perro en el paciente. Tras comprobar el resultado de estas pruebas es el alergólogo quien diagnostica a la persona y quien la tratará posteriormente. Las pruebas que se realizan son:

- Prueba del test Prick:
Se aplica una pequeña cantidad del alérgeno sobre la piel del paciente, se suele hacer en la zona del antebrazo. Se realiza una pequeña fisura o punción debajo de la gota del alérgeno y se espera a que reaccione con el organismo. Si traspasados unos 15 minutos de la prueba se observa la piel enrojecida o con urticaria querrá decir que la prueba ha dado positiva.

- Análisis de la Ige total en sangre:
Se extrae sangre al paciente para su posterior análisis en el laboratorio. Allí se determinará la cantidad de anticuerpos IgE que existen en sangre para saber si la persona es alérgica a ese alérgeno que se está estudiando.

Tratamientos

El principal tratamiento es evitar el contacto total con el animal, para que no se produzca una reacción alérgica al inhalar el alérgeno perjudicial. Pero si se tiene cariño al perro será muy difícil deshacerse del animal, por eso lo mejor es seguir estos tres pasos para mejorar la alergia.

1. Prevención: se pueden minimizar los síntomas alérgicos sabiendo convivir con nuestro perro. No dejarlo entrar en la habitación donde se duerme, limpiando escrupulosamente sofás, alfombras y lugar donde duerme el perro, no acercarse en exceso al animal cuando están en épocas de muda del pelo, lavarse muy bien las manos y la cara después del contacto con la mascota,…

2. Tratamiento de los síntomas con antihistamínicos: Siempre prescrito por el médico de familia o alergólogo.

3. Tratamiento con vacunas antialérgica: el mejor tratamiento para prevenir la alergia e incluso llegar a curar es la vacuna para la alergia. Se ha demostrado que estas vacunas con el alérgeno del perro son muy eficaces para tratar la alergia al animal.

¿Desaparece? – Prevalencia

La alergia al perro prevalece durante toda la vida, pero esto no significa que no se pueda tener una mascota en casa. Es muy duro tener que separase de un animal muy querido por el hecho de tener alergia. Hay remedios y tratamiento de prevención para llevar una vida con normalidad entre una persona alérgica y su perro.

Consejos

• Se pueden encontrar en el mercado soluciones o productos indicados para reducir la cantidad de alérgenos en el animal. Son lociones que se aplican directamente sobre la piel del animal o con ayuda de un paño una vez por semana. Con esto disminuirá la cantidad de caspa en el perro y con ello habrá menos alérgenos en el ambiente.

• Se debe limpiar perfectamente la cama del animal, la caseta, las alfombras, cojines, sofás, moquetas, etc… donde se acueste el perro. Es aconsejable pasar frecuentemente el aspirador por la zona para mantenerla a raya de posibles partículas que provoquen reacciones alérgicas.

• Tener al perro desparasitado también ayuda a prevenir las alergias. Las pulgas, garrapatas, ácaros y demás producen picor e irritación en la piel del animal y hacen que el perro se rasque más de lo normal y producto muchas más escamas de piel por el ambiente.

• Hay que cepillar muy a menudo el pelo del perro. Es mejor que realice esta tarea una persona que no sea alérgica para que no se sienta perjudicado al hacerlo. Siempre se debe hacer fuera de la casa para que los restos de escamas, caspa y otros no se queden en el ambiente de la vivienda.

• Mantener a la mascota fuera de la habitación donde se pasan muchas horas de sueño o en el día. Sólo con éste remedio se conseguirá reducir un alto porcentaje de alérgenos perjudiciales para la persona alérgica.

• Bañar a menudo al perro también ayuda a mantener a raya los alérgenos en su piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*