¿Qué es la alergia a los gatos?

 

Aunque desde siempre se haya creído que la alergia a los gatos la provocaba el pelo del animal, no es correcto. Los alérgenos que causan las reacciones alérgicas llegan de la caspa del gato (descamación de la piel), de la saliva o de la orina. Estas proteínas alérgicas llegan como partículas de polvo hasta el aire y cuanto mayor tiempo permanezca el animal en la habitación, mayor será la concentración de los alérgenos.

Estas partículas, llegan a nuestro organismo por las vías respiratorias o por contacto de la superficie de los ojos y empiezan a desencadenar los síntomas. La edad del animal (los gatos más viejos tienen mayor cantidad de caspa) y el sexo (los machos mudan más piel que las hembras) tiene mucho que ver en la alergia.

La alergia a los gatos se produce en aproximadamente en un 15% de la población. Pero se puede elevar hasta un 20% si la persona padece de asma. Y son estos los que provocan más problemas de alergia que los otros animales o mascotas.

 

Alérgenos

Su principal alérgeno se encuentra en las glándulas sebáceas de la piel y en la saliva, el Feld d 1. Aparte, también se puede encontrar en la caspa o descamación de la piel.

Alérgenos identificados en los gatos:

• Feld d 1 (glándulas sebáceas, salivares y anales)
• Feld d 2 (proteína sérica)
• Feld d 3 (piel)

 

 

Síntomas

Los síntomas más frecuentes que se han estudiado son en la alergia en los gatos, son:

• Rinitis :
- Estornudos

- Comezón nasal
- Moco liquido
- Congestión nasal
• Conjuntivitis:
- Enrojecimiento de ojos
- Ojos llorosos

- Picor de ojos

• Respiratorios:
- Asma
- Tos
- Dificultad para respirar (disnea)
- Dolor torácico
• Urticaria
• Ronchas
• Comezón
• Angioedema (hinchazón en varias partes del cuerpo)

 

 

 

Diagnóstico

Para determinar si se padece de alergia a los gatos o no, hay que acudir a un médico especialista para que realice un historial clínico de la persona sospechosamente alérgica y someterle a varias pruebas alérgicas.

 

 

- Prueba del test Prick:

Esta prueba se basa en introducir una pequeña cantidad de alérgeno en el antebrazo del paciente por medio de una punción. Se esperará un tiempo para comprobar si el alérgeno a hecho reacción con el organismo. Esto se comprueba si traspasados unos 20 minutos de la prueba la zona donde se realizo aparece urticaria, enrojecimiento, hinchazón de la piel, ronchas, …

 

- Análisis de la Ige total en sangre:

Las personas que padecen de alergia a los gatos tienen una cantidad elevada de anticuerpos (inmunoglobulina E) en el organismo. Estos anticuerpos se activan al contacto con el alérgeno, y liberan unas sustancias químicas llamadas histaminas que son las responsables de la sintomatología cutánea.

Para ello se extrae sangre del paciente para su posterior análisis en el laboratorio.

 


Tratamientos

El mejor tratamiento para la alergia al gato, y el más eficaz, es no tener el animal dentro el hogar. Si se tiene una casa con un jardín es mejor que el gato se acostumbre a estar fuera de la casa y pasar dentro en contadas ocasiones. Así, el aire del hogar no se verá con altas concentraciones del alérgeno.

 

Si la persona padece de asma, por mucho que nos guste la mascota, su enfermedad s

e verá aumentada y resultará muy peligroso convivir con alergia y asma a la vez.

Pero existen tratamientos para combatir las posibles alergias, como para prevenir. Aunque la mayoría de tratamientos sirven para aliviar los síntomas ocasionados por las reacciones alérgicas.

Tratamiento antihistamínico: son medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas alérgicos. Sólo los alivian, ni los eliminan ni curan la alergia.

Vacuna antialérgica: son vacunas para prevenir los síntomas asociados a la alergia del gato. Estas vacunas se prescriben una cada año y los propietarios de estos animales ya no sufren toda la sintomatología al estar en contacto con sus mascotas.

 

¿Desaparece? – Prevalencia

La alergia a los gatos no desaparece, sólo se pueden atenuar o prevenir los síntomas si se trata a la persona con vacunas antialérgicas todos los años.

Consejos

¿Qué puedo hacer para prevenir la alergia al gato?

• Debemos mantener al gato fuera de la habitación donde dormimos. Con sólo mantener ésta precaución, se reducirá la concentración de alérgenos en nuestro ambiente.

• Hay que bañar al gato por lo menos una vez por semana con un champú especial para reducir la cantidad de alérgenos en su piel.

• Pedir a una persona que cepille al gato en un lugar del exterior de la casa. Con ello eliminaremos buena parte de la caspa del animal y disminuiremos la cantidad de alérgeno.

• Limpiar muy bien, al igual que lavar a mano y con productos adecuados el lugar donde duerme el gato. Al igual que el cajón de la arena con mucha frecuencia. Con esto reduciremos el alérgeno presente en la orina del animal.

• Ventilar la casa varias veces y limpiar alfombras, colchones, cojines y otros objetos textiles donde se coloque el gato. Pues es muy fácil que se acumule gran parte de los alérgenos en ellos porque traspasan las telas.

• La aspiradora no ayuda mucho a evitar a los alérgenos, al contrario. Esparcirá aun más las concentraciones de las partículas por el polvo. Es mejor utilizar la limpieza al vapor para que el polvo no se distribuya por el aire.

• Utilizar filtros de aire caseros, son una gran solución preventiva para reducir todos esos alérgenos que flotan por el aire dentro de la casa.

• Es aconsejable aplicar en la piel del gato (una vez por semana) Allerpert que ayuda a eliminar la caspa del animal y así disminuir el porcentaje de partículas de piel que flotan por el aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*