¿Qué es la alergia al marisco?

El marisco es un alimento altamente alérgico entre muchas personas. Al igual que el pescado.

Es relativamente frecuente, y su sintomatología puede llegar a ser mortal a causa de un shock anafiláctico en casos de personas más sensibles al alérgeno.

La reacción alérgica suele aparecer después de una hora de haber ingerido una pequeña proporción de marisco. Pero existen dos reacciones que no debemos confundir con la alergia al marisco en sí, estas son:

  • Reacción histaminérgica: cuando el marisco se encuentra en mal estado contiene sustancias químicas llamadas histaminas, que provocan una reacción alérgica.
  • Reacción alérgica, marisco más antiinflamatorio: hay una proporción de personas que reaccionan alérgicamente ante el marisco si ha tomado antes un antiinflamatorio. Se ha demostrado que no existe reacción si toman estos dos por separado.

Los mariscos, también llamados “frutos del mar” o moluscos, son animales marinos invertebrados que poseen caparazón. Y se dividen en varias clases de especies:

  • Gastrópodos: lapas, caracoles marinos y terrestres.
  • Bivalvos: almejas, mejillones, ostras y vieiras.
  • Cefalópodos: calamar, pulpo, sepia y otros.
  • Crustáceos: langostas, camarones, cangrejos, centollo, bogavante, nécoras, cigalas y percebes.

Entre todas las clases de especies que existen, los crustáceos “marisco de patas” (gamba, langosta, cigala, bogavante, centollo, nécora) son la especie que posee más alto porcentaje en producir casos de alergia al ingerirse. Seguido de la especie bivalvo como las almejas, los mejillones, los berberechos y las ostras.

Tener alergia al marisco no quiere decir que tengamos que ser alérgicos al pescado. Son alimentos muy diferentes y con alérgenos distintos. Pero si que existe una similitud en la alergia al marisco y la alergia a los ácaros del polvo.

Se sabe que los ácaros poseen proteínas similares al marisco, por lo tanto, las personas que son alérgicas a los ácaros tienen una alta probabilidad de serlo también cuando consumen marisco. A esto se le conoce como reacciones cruzadas.

La mayoría de la sintomatología se manifiesta a través de las vías digestivas, aunque se han dado casos de personas muy sensibles a éste alérgeno que con solo manipular o inhalar el vapor de los mariscos, experimentan reacciones alérgicas.

La carne del marisco posee un alto valor nutricional y aparte, se suele emplear como plato principal en celebraciones por su exquisito sabor. De ahí que el consumo de marisco haya crecido, al igual que su alergia, en todo el mundo.

Alérgenos

La alergia al marisco es producida por las proteínas de dicho animal. Aunque el marisco posee una gran variedad de proteínas entre sus compuestos, sólo son algunas las que entran en el grupo de alérgicas.

Actualmente se siguen completando los estudios acerca de los alérgenos del marisco. Cada vez aparecen nuevos y los que se creían en un principio que reaccionaban, han dejado de hacerlo.

Pero es la tropomiosina la proteína más alergénica que se ha identificado entre todas, y la contienen la mayoría de clase de marisco. Esta proteína justifica la relación de reactividad cruzada entre alimentos.

Por esta razón, si se es alérgico a una determinada clase de marisco, también se deberá evitar las demás clases por precaución de posibles reacciones alérgicas.

Se han identificado reacciones cruzadas por las tropomisinas de ácaros del polvo, cucarachas y parásitos intestinales, áscaris lumbricoides. Pero donde existe más reactividad cruzada es entre mariscos y ácaros, alcanzando hasta un 80% de probabilidad.

Aparte de las proteínas, se han ido agregando más alérgenos en la última década. Estos son los isoalergenos, moléculas naturales muy parecidas a los alérgenos pero con algunas pequeñas modificaciones en su estructura.

      • Lit v 2 Litopenaeus vannamei. European white shrimp o camarón blanco europeo
      • Met e 1 Metapenaeus ensis
      • Pen a 1 Penaeus aztecas o camarón marrón
      • Pen m 1 Penaeus monodon o camarón tigre negro
      • Pen m 2 Penaeus monodon o camarón tigre negro
      • Pen i 1 Penaeus indicus o camarón indio

El marisco más dañino y perjudicial para la salud es el camarón. Después vienen otra clase de crustáceos (gambas, langostinos, cangrejos,..) y les siguen de cerca las almejas, coquinas o las ostras. Y por último los caracoles, calamar y el pulpo.

Existen algunos casos clínicos dónde la ingesta de un antiinflamatorio antes de tomar marisco, a hecho que aceleré la reacción a éste. Al igual que la práctica de ejercicio físico.

Síntomas


Las reacciones alérgicas del marisco suelen ser muchas, e incluso, pueden llegar a ser graves ocasionando shock anafilácticos, que si no se trata al paciente con urgencia pueden ser fatales.

Según el tipo de sensibilidad del paciente y la cantidad de alimento ingerido, a si será la intensidad de los síntomas ocasionados por la patología alérgica.

En personas más sensibles, los síntomas pueden dar la cara con sólo la inhalación de los vapores de cocción. No es necesario ingerir el alimento para que el organismo reaccione ante el alérgeno.

Pero para personas con un nivel de sensibilidad normal, los síntomas suelen aparecer entre los 15 minutos y las 2 horas después de la ingestión del marisco.

Generalmente, los síntomas se manifiestan sobre:

- La piel: con urticarias, eczemas, picazón, enrojecimiento de la zona, hinchazón de la piel, descamación, ronchas, angioedemas agudos y pequeñas ampollas.

- Síntomas gastrointestinales: vómitos, dolores de estómago y diarreas.

- Vías respiratorias: rinitis, conjuntivitis, garganta hinchada y asma.

- Reacción anafiláctica: dificultad al respirar, mareos, pulso rápido y pérdida de conciencia. Si se presentan estos cuadros hay que acudir de inmediato al médico de urgencia o autoinyectarse epinefrina y luego acudir al médico. Pues una anafilaxia puede llegar a ser mortal en muchos casos.

¿Cómo se presenta?

Generalmente la alergia alimentaria es una de las alergias hereditarias. El niño posee un 40% de riesgo de padecerla si alguno de sus dos padres es alérgico. Si ambos padres son alérgicos, éste porcentaje de riesgo aumentará notablemente al 70 por ciento.

La alergia al marisco se presenta más comúnmente en edad adulta. Aunque puede aparecer en los primeros años de edad. Ésta condición irá en aumento a lo largo del tiempo.

Diagnóstico

Existe una frecuente intoxicación por mariscos en mal estado que desencadena una reacción alérgica muy semejante a las de la patología. Lo que ocurre es que determinadas bacterias contaminan la carne del molusco y descomponen ciertas sustancias que inician la aparición de histaminas en el organismo.

Para obtener un diagnostico válido, hay que estudiar al paciente y averiguar si ha sido una sola ingesta la que le ha producido una sintomatología o ha sido a lo largo de varias ingestas que se ha notado síntomas parecidos.

Las pruebas más generales para determinar una alergia al marisco son principalmente test cutáneos y serológicos para detectar la cantidad de IgE en sangre.

Test Prick: prueba cutánea que consiste en pinchar superficialmente la piel del antebrazo y poner unas gotas de preparado que contengan el alérgeno indicado, se espera unos 15 minutos y se comprueba la piel nuevamente. Es una prueba que no duele, pero si existe reacción positiva al alérgeno puede que se produzca urticaria.

- Análisis determinante de presencia de anticuerpos IgE: análisis de sangre para cuantificar la cantidad de anticuerpos inmunoglobulina E que existen. Si el porcentaje es más de lo normal la prueba alérgica dará positiva.

Tratamientos

Para éste tipo de alergia suelen existir tres tipos de tratamientos que son los siguientes:

Tratamiento sintomático; se realiza para calmar los síntomas alérgicos al momento. Este tratamiento no cura la alergia, sólo sirve para paliar sus síntomas. Dentro de ellos podemos encontrar los analgésicos (calmar el dolor) y los antipiréticos (bajar la fiebre)
Tratamiento preventivo: se utilizan sprays o vacunas, que ayudan a inmunizarse de los alérgenos indicados por un tiempo.
Tratamiento inmunológico con dieta: dicho tratamiento consiste en realizar una prueba alérgica para observar la reacción del paciente. Una vez diagnosticado se realizará una dieta eliminando los alimentos dañinos. Dependiendo de la gravedad de la alergia la duración de éste régimen especial suele ser de un año o más.

Pero el tratamiento más seguro para el paciente con ésta patología, se basará en evitar por completo de su dieta todos los mariscos y derivados de por vida. En la lista, se incluyen los crustáceos y los moluscos por encontrarse una elevada reactividad cruzada de su alérgeno en dichas especies.

Por suerte, los mariscos son fácilmente evitables. No ocurre como con otros alimentos más básicos: leche, huevos, soja,… que son más difícil de retirar de la dieta.

Se debe tener cuidado al comer en restaurantes y bares, debido a la manipulación que existe de los utensilios (espátulas, parrillas, cubiertos, platos, cacerolas,..) y los aceites que utilizan para la cocina. Estos aceites se suelen usar para freír toda clase de alimentos y es muy posible que el aceite sea el mismo para todos. Para ello hay que indicarle al camarero o metre nuestra condición de alérgico, aunque la comida más segura es la que pase sólo por nuestras manos.

Otros alimentos que se deben evitar derivados del marisco son:

Gelatinas hechas a base de mariscos: existen gelatinas elaboradas de pescado o gelatinas con otro origen que son seguras al consumirlas.
Surimi o delicias de marisco: la mayoría de las veces éste producto alimentario se realiza con una base de pasta de pescados de carne blanca, y así imitar a la carne del cangrejo. Casi siempre contiene pescado en su composición, pero puede que algunos sí que contengan restos de mariscos.

Pizzas: algunos ingredientes como gambas.

Paella: suele ser siempre de marisco.

Ensaladas: pueden contener ingredientes como marisco

• Sopas 

Rollitos congelados de cangrejo

Cremas

Salsas

Muchas personas suelen ser alérgicas no sólo al ingerir el marisco, también les puede afectar el alérgeno al inhalarlo por el vapor al cocinar dicho alimento. Por ello, se debe evitar cocer o cocinar marisco en casa para que a la persona no le provoque reacción alérgica.

¿Desaparece? – Prevalencia

La alergia del marisco es una de las más severas entre las alergias alimentarias y suelen durar para toda la vida una vez que aparecen. Puede que comer marisco se haya tolerado desde siempre, pero llega un día que las reacciones alérgicas aparecen sin esperarlas y a cualquier edad.

Generalmente, ésta alergia aparece mayoritariamente en la edad adulta y suele ser persistente.

Como no suele desparecer con el tiempo, lo afectados deberán concienciarse de evitar todo esos alimentos de por vida. Suele ser el alimento responsable del 8% de alergias en adultos en España.

Existen varios factores de riesgo de sensibilización al alérgeno de la proteína del marisco:

Exposición: la mayoría se suelen dar en poblaciones de zonas costeras. El marisco forma parte de su dieta diaria y se dan más casos de alergia por inhalación.
Atopia: la mayoría de los alérgicos al marisco son atópicos y en ellos son más frecuentes las reacciones graves.

Consejos

No entrar en zonas donde se cocine marisco

Si se tiene alergia al marisco es mejor evitar lugares dónde se cocina éste alimento. El vapor puede producir reacciones alérgicas si se inhala en nariz, ojos y vías respiratorias.

También hay que evitar su contacto o ingerir el agua de cocción, pues contiene los mismos alérgenos que el alimento.

¿El yodo es perjudicial?

El yodo que se utiliza en las pruebas médicas de radiocontraste no es el mismo yodo que contiene el pescado y el marisco. Por lo tanto, no están nada relacionados y no hay que preocuparse de que ocurra una reactividad cruzada.tres tipos de tratamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*