¿Qué es la alergia a los cereales?

Algunos cereales también producen reacciones alérgicas, como: el trigo, el centeno, la cebada, el arroz, la avena y el maíz. Pero el trigo es el causante de llegar a provocar alergias graves en varias personas.

A mayor consumo de cereales en la población, mayor será el índice de alergias a este alimento. La alergia al trigo es muy común en países dónde se consume en su dieta diaria, como son Gran Bretaña, E.E.U.U y España. Por otra parte, la alergia al arroz será más frecuente en países del sureste asiático ya que el arroz forma parte de su dieta. Un ejemplo de ello es Japón y China.

Es fundamental saber diferenciar entre alergia a los cereales e intolerancia al gluten o celiaquía. Muchas personas confunden ambas patologías que no son lo mismo, pero se suelen tratar igual.

Las personas que son propensas a padecer alérgicas reaccionan muy a menudo sólo con la inhalación del polvo del trigo, sin necesidad de ingerir el alimento para que se produzcan los síntomas.

Otras, tienen reacciones alérgicas cuando tocan el polvo del arroz seco, pero pueden comer arroz cocinado sin ningún tipo de problema alérgico.

Se debe tener cuidado con los niños pequeños que padezcan de dermatitis atópica rebelde, pues la avena se usa muy a menudo como ingrediente principal en jabones, geles y champús e incluso en cremas y les puede producir una alergia severa en la piel. Aparte de empeorar su enfermedad.

Alérgenos

Los principales alérgenos de los cereales son las proteínas que actúan de reserva o de protección de la planta, conocidas como albúminas y globulinas, y se encuentran entre un 10% y 15% del total del alimento. Estas proteínas son las responsables de síntomas alérgicos tanto digestivos al ingerirlas como respiratorios al inhalarlas.

Un claro ejemplo es el síndrome del asma del panadero que se produce al respirar el polvo del trigo.

Síntomas

Los síntomas alérgicos que se experimenta al entrar en contacto con el alérgeno del cereal es muy parecido al de la intolerancia al gluten, aunque no sólo la alergia aparece cuando se consume el alimento, también se puede reaccionar al inhalar o tocar el cereal.

Varios de los síntomas son:

• Diarrea
• Vómitos
• Gases
• Dolores de estomago
• Asma
• Eczemas
• Urticaria
• Enrojecimiento de la piel
• Anafilaxia

¿Cómo se presenta?

La alergia en cereales se suele dar a cualquier edad, pero existen más casos en personas adultas que en niños pequeños.

Diagnóstico

Para un diagnóstico correcto hay que acudir a un médico especialista para que éste nos realice las pruebas oportunas y complete nuestro historial clínico.


• Pruebas cutáneas o test de Prick:
Se realizan varias marcas en la piel del paciente para colocarle varias gotas con el alérgeno a estudiar. Acto seguido, se punza la piel para que el alérgeno haga contacto con el organismo. Se espera un tiempo prudencial de unos 20 minutos y se observar si ha habido reacción alérgica en la zona donde se realizo la prueba.

• Análisis de sangre para medir la IgE:
Se analiza el extracto de sangre del paciente para determinar si existe anticuerpo IgE del alérgeno del que se sospecha.

• Pruebas de tolerancia /provocación:
Una prueba donde se somete al paciente a un ingreso hospitalario para controlar y valorar los síntomas que manifiesta una vez ingerido el alérgeno.

Tratamientos

El único tratamiento que existe en las alergias alimentarias, es la eliminación del alimento o alimentos causantes de la alergia en la dieta diaria. Siempre se recomienda no consumir productos industriales para evitar los cereales o los derivados de estos. Por ello, se debe leer con detenimiento todas las etiquetas de los productos que vayamos a comprar para conocer su composición exacta antes de hacer uso de ellos.

Los productos del trigo se pueden encontrar en muchos alimentos o productos, por eso es mejor evitar los siguientes ingredientes:

• Salvado
• Extracto de cereal
• Cuscús
• Pan
• Galletas
• Harina
• Gluten
• Harina de trigo
• Escanda
• Gluten vital

• Salvado de trigo
• Malta de trigo
• Germen de trigo
• Almidón de trigo
• Almidón gelatinizado
• Proteína vegetal hidrolizada
• Kamut
• Almidón de los alimentos modificado
• Salsa de soya
• Almidón vegetal

Varios alimentos que contienen o pueden contener cereales o derivados son:

• Chicles
• Bollería
• Dulces
• Pizzas
• Empanadillas
• Empanados
• Pan
• Sustitutos del café
• Cerveza
• Batidos instantáneos
• Cereales
• Pasta
• Sopas de sobre


• Cremas
• Purés
• Salsas
• Licos japonés (sake)
• Jarabe de maíz
• Levadura en polvo
• Palomitas
• Quicos
• Chocolate
• Yogures

Se deben evitar también los cosméticos que contengan en su composición cereales como la avena, el trigo o el arroz.

Consejos

Leer las etiquetas cuidadosamente antes de comprar o consumir un producto.

• Las recetas que se suelen recomendar a los pacientes celiacos se pueden utilizar para las personas alérgicas a los cereales.

• Las denominaciones que se utilizan para indicar que el alimento contiene trigo son:

1. Sémola de trigo duro (durumhvete)
2. Biscote (kavring)
3. Afrecho (kli)
4. Macarrones (makaroni)
5. Fideos (nudler)
6. Pasta (pasta)
7. Granos de sémola (semulegryn)
8. Trigo (spelt)
9. Dinkel
10. Tritikale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*