Alergia al frío

De entre todos los productos o sustancias a los que las personas pueden desarrollar reacciones alérgicas, podemos encontrar aquellas que son más conocidas, por su afectación a varias personas, o bien aquellas que a penas se conocen debido a su poca afectación a la población. Sea como sea, los médicos especialistas en las alergias se encuentran cada vez más con personas las cuales empiezan a padecer más alergias, extendiendo aún más las conocidas y dando a conocer las poco conocidas.

Dentro de las alergias menos conocidas, podemos encontrar la alergia al frío, entre otras. Estas alergias están siendo más estudiadas por los expertos, con el fin de poder tener más conocimiento sobre ellas y poder encontrar los alérgenos que las causa. Cuando los expertos puedan tener más conocimiento sobre ellas, será entonces posible saber si se pueden producir medicamentos con los cuales se puedan diagnosticar y prevenir estas alergias tan poco conocidas aún hoy en día.

Esta alergia no es una de las que afecte a más personas, pero sí empieza a ser cada vez más conocida. Todas las alergias que han sido más o menos conocidas, pero que han podido ser diagnosticadas con tal, son aquellas que poseen unos alérgenos (las sustancias o propiedades que crean los síntomas de la reacción alérgica en nuestro cuerpo), los cuales pueden ser estudiados y clasificados.

En el caso de la alergia al frío, se desconoce por completo el alérgeno que la causa, pero se sabe qué puede ser de la humedad y la diferencia de temperatura entre este y la de los cuerpos humanos, lo que actúa como alérgeno, creando la reacción en nuestro organismo, la cual desencadena los síntomas de reacción alérgica. Mientras muchas personas sólo padecen los síntomas típicos del frío, otras personas ven cómo su cuerpo no para de desarrollar estos síntomas, que más que peligrosos son molestos.

Síntomas y Tratamientos

Normalmente, los síntomas que esta reacción alérgica puede desencadenar son leves, sin presentar más complicación si son tratados a tiempo. En algunos casos, los síntomas que nos sean tratados adecuadamente, pueden derivar en enfermedades más complicadas o bien en otros síntomas más peligrosos, aunque estos casos suelen ser muy raros y sí suceden es más por las características de la propia persona que por los síntomas en sí.

Algunos de los síntomas leves que se pueden desarrollar por las personas que presentan alergia al frío son los siguientes:

- Erupción cutánea
- Hinchazón en la piel
- Manchas rojas
- Picazón
- Escozor
- Urticaria
- Fiebre

Como hemos dicho, estos síntomas son leves y no suelen presentar problemas para la vida de la persona. Estos síntomas son relativamente fáciles de tratar y los médicos nos aconsejarán, en el caso que los necesitemos, los medicamentos más indicados para ello. Si los síntomas nos molestan, los medicamentos que nos podrán recetar serán medicamentos antihistamínicos, para ayudar a aliviar la picazón o en escozor y para hacer que remita la erupción cutánea.

Además, el medico nos podrá recetar medicamentos a base de corticoides para hacer que las hinchazón que tengamos en alguna parte del cuerpo, como pueden ser las manos, los pies o los labios, remita de una forma rápida. Normalmente, estos síntomas remitirán al cabo de dos o tres días de haber empezado a tomar los medicamentos.

En otros casos y en función de la sensibilidad de cada persona, no será necesario tomar ningún medicamento, ya que los síntomas pueden desaparecer unas horas después de ponernos a resguardo del frío. En cualquier caso, si vemos que podemos tener este tipo de alergia al frío, será importante que lo comuniquemos a nuestro médico de cabecera, el cual valorará la opción de derivarnos a un médico especialista de la alergia para que nos haga la prueba de estas y podamos conocer a qué otras sustancias podemos tener alergia.

En otros casos, en los que las personas sean más sensibles a los alérgenos del frío, los síntomas que estos pueden desarrollar pueden ser algo más complejos y moderados. Estos síntomas son algo más complicados que los anteriores y pueden ser más molestos y más peligrosos, por lo que si los notamos, deberíamos acudir a un médico o bien al centro de urgencias más cercano para que nos valoren los síntomas y nos puedan tratar.


Los síntomas moderados, en muy pocos casos, si no podemos tratarlos en el momento oportuno, estos podrán derivar en enfermedades más serias, las cuales requerirán de varios medicamentos y a las que es mejor no llegar. De hecho, no debemos preocuparnos por ello, ya que si actuamos cómo debemos y acudimos al medico cuando nos aparezcan los síntomas, será muy posible poder evitar que estos evolucionen en enfermedades más complicadas. Estos síntomas pueden ser que nos afecten porqué seamos más vulnerables o bien porqué no hemos podido tratar los primeros síntomas a tiempo y estos se nos han complicado.

Entre estos síntomas moderados, podemos encontrar los siguientes:

- Dermatitis
– Erupción y urticaria continuada
– Vómitos
– Fiebre persistente
– Hinchazón en labios y garganta
– Dificultad para respirar

Estos síntomas deben ser tratados de inmediato por los médicos para evitar que estos vayan a más. Los médicos serán los que valoraran cada uno de los síntomas que presentemos y nos aplicarán los tratamientos que consideren necesarios para cada uno de ellos. Es posible que nos tengan unas horas en observación, sobre todo si hemos presentado una dificultad para respirar.

Una vez los médicos nos digan que podemos irnos a casa, ellos también nos especificarán si debemos continuar con alguno de los tratamientos en casa. Será muy importante que vayamos al médico de cabecera con los informes del hospital para que estos tengan constancia sobre todo lo que nos ha pasado así como el tratamiento que nos han suministrado y el que sigamos en estos momentos.

Será importante que el médico valore toda la información que le ofrecemos sobre estos síntomas y él decidirá si es necesario que acudamos al médico especialista de la alergia o bien si necesitamos algún tratamiento para poder evitar estos síntomas en la época de frío más intenso. Debemos tener claro que todos los medicamentos que nos puedan suministrar serán para tratar los síntomas, ya que la alergia al frío no suele tener un tratamiento mediante el cual esta se pueda evitar.

En todos los casos, los medicamentos que los médicos nos receten cuando estos síntomas aparezcan serán para tratarlos a ellos y no para tratar el origen de la alergia.

Diagnostico

En el caso de que el origen de la alergia se pueda tratar, los médicos especialistas nos realizarán una serie de pruebas y, después de ellas, será cuando estos nos podrán ofrecer un tratamiento para minimizar estos riesgos, pero no hay, hoy en día, ninguna cura para curar las alergias y menos las alergias poco estudiadas como puede ser la de la alergia al frío.

Una vez ya tengamos superados estos síntomas de la primera reacción alérgica y si el medico nos dice que nos hagamos la prueba de la alergia, será necesario concertar hora con él para que nos la realicemos lo más pronto posible, sobre todo si estamos en una de las épocas en las que podemos presentar más problemas. Por otro lado, es importante mencionar que no hay ninguna prueba de diagnostico que nos pueda prevenir el pasar por esta reacción alérgica. Por ello, debemos ser conscientes de los síntomas que pueden provocarnos e ir al médico si vemos que estos se nos pueden complicar.

En el caso de que nuestro médico nos quiera realizar la prueba de la alergia, tendremos que acudir al especialista para que nos realice esta prueba. La prueba de la alergia consiste en una serie de pinchazos en el brazo, los cuales estarán impregnados con lagunas de las sustancias a las que podemos desarrollar una reacción alérgica. Después de estos pinchazos indoloros, deberemos esperar una media hora para ver cuales de las sustancias han producido una mancha roja.

Las zonas en las que podamos ver estas manchas, serán las sustancias a las que presentaremos alergias. Es posible que para ciertos tipos de alergias, como pueden ser la alergia al frio, sea necesario que el médico nos haga alguna prueba especial, pero en todo caso, serán ellos los que lo decidan en función de nuestros síntomas u de lo que nosotros necesitemos como personas afectadas.

Con los resultados de estas pruebas, los médicos podremos ver a qué tenemos alergias y podrán decidir si es necesario que tomemos algún tipo de medicación para evitar los síntomas en los momentos más delicados, en los momentos en los que nos puedan afectar más nuestras alergias.

Consejos

Desde el momento en el que sepamos que tenemos esta reacción alérgica, será necesario que como prevención, como la mejor prevención, nos cubramos todo lo posible del frío y evitemos exponernos a él cuando no haya ningún motivo que así lo justifique; con las alergias, el mejor tratamiento es evitar los alérgenos, sean cuales sean, lo mejor posible y siempre que podamos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*