¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es la inflamación de las membranas que cubren los párpados. Esto quiere decir que cuando se produce una infección en la conjuntiva estamos presentes ante una conjuntivitis. Las conjuntivitis son contagiosas pero no son de riesgo, aunque si de cuidado. La conjuntivitis por lo general aparece en primavera cuando se está más expuestos a los alérgenos por la alta exposición de polen en el aire.

El tiempo que dura la conjuntivitis es relativo según el caso pero puede llegar a durar desde días hasta meses o años. La conjuntivitis que puede llegar a durar años se trata de un proceso en donde el parpado se tuerce hacia fuera o adentro, también por problemas con el lagrimal, exposición a sustancias químicas, irritantes, etc.

Tipos de conjuntivitis

Estos son los tipos de conjuntivitis:

  • Conjuntivitis infecciosa: este tipo de conjuntivitis es producida por bacterias y virus. Muchas veces, la mayoría de los casos de esta enfermedad, se produce por bacterias las cuales viven en el aire, la nariz, oído o la piel. En menor medida son producidas por razones virales. La conjuntivitis producida por bacteria dura entre 2 y 10 días y la viral entre 2 y 3 semanas dependiendo de que la causa y el tratamiento que se lleve a cabo.
  • Conjuntivitis alérgica: se desencadena por una reacción alérgica. Se produce como consecuencia de una reacción a una sustancia alérgena como el polen, polvo, pelaje de animales como el gato, caspa, etc. Este tipo de conjuntivitis no tiene cura definitiva pero si se puede tratar y evitar no estando cerca de los alérgenos que producen la reacción alérgica.
  • Conjuntivitis irritativa: cuando un elemento o cuerpo extraño entra en el ojo.
  • Conjuntivitis química: cuando medicamentos o sustancias químicas afectan al ojo.
  • Oftalmia neonatal: Los recién nacidos son los más expuestos a sufrir de conjuntivitis por infección de bacteria durante el parto. Por su gravedad debe ser tratada de inmediato por que se corre el riesgo de perdida de la vista.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas de la conjuntivitis se producen cuando la conjuntiva del ojo esta expuesta a:

  • Alérgenos
  • Virus
  • Ácaros de polvo
  • Polen
  • Bacterias
  • Sustancias químicas
  • Ciertas enfermedades
  • Hongos
  • Clamidia
  • Uso de lentes de contactos
  • Frotarse los ojos con las manos sucias
  • Humo
  • En recién nacidos por infecciones producto de estar en contacto con virus o bacterias de la madre al momento del parto como clamidia y gonorrea.
  • Estar en contacto con toallas y mantas infectadas
  • Polución ambiental
  • Otros agentes nocivos e irritantes

Los síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis son:


- Dolor de ojos
- Costras que se forman en los parpados (legañas)
- Enrojecimiento de los ojos
- Lagrimeo
- Sensación de tener algo dentro del ojo


- Inflamación de la conjuntiva
- Picazón
- Sensibilidad a la luz
- Dolor de cabeza
- Dolor de oídos (otitis)

Diagnóstico

La conjuntivitis se diagnostica a través de un análisis de ojos y por una muestra de la conjuntiva, este procedimiento se realiza utilizando un hisopo para tomar la muestra del análisis. En la consulta medica seguramente el oftalmólogo o medico especialista realiza una entrevista para armar la historia clínica y colocar  los antecedentes personales y familiares sobre alergias, cuales son los síntomas, datos sobre la temporalidad de los síntomas, saber si hay presencia de animales domésticos y el tipo y característica de donde vive para finalmente realizar el diagnostico y posterior.

Tratamiento

Para tratar la conjuntivitis es necesario saber la causa que la produjo. Por ejemplo si estamos ante una conjuntivitis alérgica se puede realizar un tratamiento para alergias con antihistamínicos, gotas oculares antiinflamatorias y hasta esteroides oftálmicos para así hacer desaparecer o eliminar el alérgeno.

Si se trata de una conjuntivitis bacteriana se puede utilizar antibióticos como las gotas oculares.

La conjuntivitis viral no necesita tratamiento ya que desaparece sola, en el caso de necesitar se pueden colocar compresas frías en los ojos.

En algunos casos se recomienda las compresas tibias, colocar con un paño empapado en agua tibia sobre los ojos cerrados. También se utiliza suero fisiológico para retirar las costras de los ojos.

Para la conjuntivitis infecciosa o aguda con solo un colirio antibiótico es suficiente, además previene que esta se convierta en una conjuntivitis bacteriana.

La conjuntivitis puede durar entre 2 y 10 días para la bacteriana y entre 2 y 3 semanas para la viral, dependiendo siempre de que la causa y el tratamiento que se lleve a cabo.

La conjuntivitis en recién nacidos

Al igual que en los casos ya expuestos, la conjuntivitis en recién nacidos se produce por una infección en la membrana que recubre los parpados, esta membrana es la que se encarga de mantener los ojos húmedos y también los protege de agentes externos.

Cuando un recién nacido padece de conjuntivitis tanto los ojos como la conjuntiva se inflaman, incluso si se separa el parpado se puede ver pus, se produce una gran cantidad de legañas, los ojos lagrimean y el bebe siente ardor.

Por lo general para saber las causas de la conjuntivitis en el recién nacido el medico especialista va a solicitar un análisis especifico donde se extrae una muestra de pus y se la examina para llegar a las causas de la infección.

La gran mayoría de los casos, la conjuntivitis neonatal se produce al momento del nacimiento cuando al atravesar por el canal del parto el bebe se ve expuesto a bacterias que habitan en la vagina de la madre como  clamidia,  gonorrea, streptococcus pneumoniae y hemophilus influenzae.

También algunos virus como los adenovirus y el herpes son causantes de la conjuntivitis neonatal.

El tratamiento especifico para los recién nacidos comienza al momento de nacer cuando por prevención se le aplica gotas antibióticas en los ojos para protegerlo de una posible conjuntivitis. Aunque si el bebé, producto de la clamidia, se contagió no hay medicamento alguno que pueda prevenirla.

Una vez que se confirma la conjuntivitis en el recién nacido se realiza el tratamiento indicado, según el tipo de bacteria que provocó la infección, pero por lo general implica gotas y pomadas antibióticas de colocación ocular, compresas en el ojo y limpieza constante.

Los padres del recién nacido deben estar siempre pendientes del bebe en el caso de que padezca conjuntivitis neonatal y más si se llega a agravar, en este caso hay que recurrir de forma urgente al medico por que se corre el riego de sufrir graves consecuencias oculares.

¿La conjuntivitis es contagiosa?

Todas las conjuntivitis infecciosas son contagiosas y esta se produce de forma directa e indirecta al estar en contacto con el ojo infectado.

La conjuntivitis bacteriana también es contagiosa pero desde el momento en que empiezan a aparecer los síntomas. Las que son víricas pueden contagiar desde antes que se hagan evidentes los síntomas e incluso un tiempo después de mejorar.

¿Cuando es necesario visitar al medico de urgencia?

Es necesario visitar al medico de urgencia cuando los síntomas duran más de 4 días, fuerte dolor en los ojos, irritabilidad a la luz, hinchazón y fiebre. Recuerde que en el caso de tener los síntomas se den tomar todas las medidas preventivas para no contagiar ni empeorar su cuadro.

Consejos para prevenir la conjuntivitis

Existen varias maneras para prevenir la conjuntivitis:

- Es indispensable la buena higiene para prevenir la propagación de la infección
- No compartir los cosméticos, ni usarlos cuando se tiene conjuntivitis
- No compartir pañuelos ni toallas
- Limpiar constantemente los lentes de contacto
- Cambiar con frecuencia las sabanas y fundas
- No tocarse los ojos ni refregarlos
- Lavarse las manos con jabón antiséptico mínimo 3 veces por día

Remedios naturales y alternativos

Existen en la población una amplia gama de remedios naturales y alternativos al tratamiento de la conjuntivitis, aunque siempre se debe tener en cuenta que estos no reemplazan los tratamientos médicos tradicionales y que siempre se debe recurrir al medico.

Estos son los remedios naturales más populares y que por lo general no tienen contraindicaciones:

  • Las compresas de agua fría o tibia calman el ardor, picor y el enrojecimiento del ojo, dejar cinco minutos en cada ojo.
  • Aplicar en los ojos bolsitas húmedas de té o también compresas tibias de manzanilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*