Existen miles de alergias extrañas y poco conocidas. Una de ellas es la alergia al frío o urticaria a frigore (urticaria al frio).

Quienes la padecen, no pueden ponerse en contacto con objetos fríos o ambientes helados. Sólo es necesario una bajada de temperatura, una ducha de agua fría o tomar alimentos congelados para que el organismo reaccione y empiecen los síntomas. Para estas personas la época invernal es un autentico suplicio porque será cuando más fuerte se encuentre la alergia por la temperatura y la humedad.

Las principales características o síntomas de la alergia del frío son muy específicas, suelen ser:

• Urticaria
• Hinchazón en la piel
• Enrojecimiento
• Quemazón
• Y otros menos comunes como; dolor de cabeza, fiebre, malestar general, dolor abdominal,…

Ésta alergia es muy poco común ,como comenté más arriba, y puede aparecer a cualquier edad.  Pero si que existe en un porcentaje elevado en personas adultas jóvenes.

Para éste tipo de alergia se suele realizar una prueba de diagnostico algo peculiar. Es el “test del cubito de hielo”. La prueba consiste en poner un cubito de hielo en el antebrazo del paciente envuelto en varias gasas durante unos 5 ó 10 minutos. Después de transcurrido ese tiempo de observación, puede aparecer en la piel ronchas, zonas enrojecidas, hinchazón o picores.

Si esto ocurre, es muy posible que la persona tenga alergia al frío, ya que la prueba del test a dado positivo. Es cuando el médico tendrá que diagnosticar el nivel que tiene la persona a la alergia y posteriormente ponerle su tratamiento.

En caso de que te veas reflejado, debes intentar no exponerte a zonas muy frías o con mucho viento. No tener contacto con objetos congelados o helados y acudir a tu médico lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*